Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cookie - headers already sent by (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 412

Warning: session_start() [function.session-start]: Cannot send session cache limiter - headers already sent (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 412

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/libraries/joomla/session/session.php on line 415

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/plugins/system/jfrouter.php on line 315

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/plugins/system/jfrouter.php on line 316

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/coaching/public_html/configuration.php:1) in /home/coaching/public_html/plugins/system/jfrouter.php on line 317
Últimamente siento muchas contradicciones en mi vida.
Inicio Preguntas a Coaching Últimamente siento muchas contradicciones en mi vida.
Últimamente siento muchas contradicciones en mi vida.

Últimamente siento muchas contradicciones en mi vida. Parece como si todo fuera incierto. Siento un temor y una angustia  permanente. Mis problemas son varios, pero especialmente los conflictos con una hija quien parece no querer aceptar las invitaciones que le he hecho a que estemos bien. ¿Puedo hacer algo con respecto a la voluntad de ella para que decida que estemos bien ó simplemente debo aceptar que ella quiere algo diferente y simplemente dejar atrás mi expectativa de que seamos felices? Gracias, Susana.

Querida Susana, los síntomas que mencionas son típicos del despertar espiritual. Lo primero y más importante es no identificarse con estos síntomas. Es decir, no sentirse culpable de que estén ahí o creer que están ahí por algo que hayas hecho o por algo que hayas dejado de hacer. Es muy frecuente que la mente vieja tienda a encontrar no una sino varias "causas" para esta ansiedad, temor, desesperanza e incertidumbre. Y normalmente todas conllevan a sentir culpa.

http://www.coachingespiritual.org/plugins/editors/jce/tiny_mce/plugins/readmore/img/trans.gif

Los síntomas que mencionas son típicos cuando la parte de nosotros que realmente somos, la Esencia, el Espíritu, Dios, empieza a despertar. Es como la manzana que está por caerse del árbol, sabe que finalmente ha madurado y que ahora, luego de su proceso de maduración, va a servir al propósito de su existencia. El propósito de la manzana es bastante distinto al de la Esencia. Nuestro propósito es el Gozo. Cuando llega el momento de despertar nuestras energías viejas empiezan a alborotarse pues creen que algo anda mal. Es como que "huelen" que su existencia va a acabar y se mezclan con nuestros patrones profundos de temor a la muerte, sumados a los temores a Dios que desarrollamos ancestralmente y otros más, específicos a la historia energética de cada ser. Esto puede producir más de esta misma ansiedad.

La respiración conciente, la observación permanente y la aceptación compasiva de tu mente vieja te apoyarán a que estas energías de ansiedad se liberen puesto que ahora tú les estás otorgando el propósito de ser liberadas. Respirar todo el tiempo hasta que se haga un hábito, hasta que el cuerpo respire por sí solo para permitir primero los sentimientos de la mente nueva, de la Esencia, en lugar de la bulla de la mente vieja que solo conoce limitación.

Esto puede tomar mucho tiempo aunque varía de ser en ser. He visto que algunas personas inmediatamente toman a la respiración como su nuevo alimento y otras a quienes les toma años. Recuerda que no es el prana de lo que ahora te nutres al respirar sino literalmente nueva energía que no estaba antes en el planeta y que con el aligeramiento del velo ahora se nos hace accesible. Esta energía es milagrosa, trasciende toda limitación de tiempo y espacio y manifiesta lo que Somos, Bienestar permanente, sin dificultad ni procesamiento.

Una vez en este equilibrio entonces podrás realmente "hacer" algo con respecto a tu hija. En primer lugar debes comprender profundamente una nueva creencia que puede ser radicalmente diferente a lo que ahora crees. Lo que llamamos nuestros hijos o nuestros padres en realidad solo parecen ser así. Esta es una convención de significados que nosotros mismos hemos aceptado y creado. A toda luz, esta convención nunca funcionó, siempre produjo problemas y limitaciones. Ahora, con el ingreso de la nueva energía, estos significados empiezan a disolverse.

No es dejar a tu hija. Es dejar el concepto o significado que tienes o crees de ella, y de la forma en la que se relacionan. No es dejar atrás la relación. Es dejar atrás la forma de la relación que está condenada a producir estas experiencias desagradables y que cada vez se te harán menos tolerables ahora que estás despertando. En realidad es darle la bienvenida, renacer una nueva forma de relación de seres libres que permite la Verdad, que permita la Amistad, el Apoyo Incondicional, la Compasión, y el Disfrute permanente.

La des-identificación puede percibirse de inicio como algo cruel. ¿Quien crees que te puede hacerlo percibir así? La mente vieja creerá que estás haciendo mal al creer que tu hija ya no es tu hija y que eso te hace un ser humano despreocupado.. Y los movimientos energéticos de este cambio paradigmático pueden hacerte parecer una montaña rusa energética. Un día sientes con claridad que es así y te sientes liberada, y al día siguiente vuelves a sentirte culpable.

En esta fase inicial de reprogramación lo mejor que podrías hacer es desentenderte de tu hija, de lo contrario ella no va a recibir un mensaje energético claro. Recuerda que los mensajes que nos enviamos entre seres que nos llamamos hijos o padres son muy directos. No necesitan ni siquiera expresarse con palabras humanas. Nuestras conexiones son tan fuertes que sin siquiera hablarnos hacemos muchas convenciones y transformaciones en nuestras relaciones.

Una vez te sientas fortalecida en esta nueva Verdad, aquella que te hace sentir libre -pues en realidad nadie puede estar a cargo de ti-, aquella que te hace sentir un ser soberano, dueña de tu propia energía y única creadora de tu propia realidad, sentirás un respeto profundo por el juego que tu hija quiere jugar. Una vez que has recordado que no existe la muerte, ya no te preocupará este ser, sea lo que sea que elija experimentar. Ya no te preocupará lo que pueda creer la sociedad, que es "experta" en cuidados y preocupaciones de los hijos, y que nunca ha podido resolver nada de este tipo.

Los problemas entre padres e hijos, si te fijas bien, se han agudizado y seguirán haciéndose cada vez más conflictivos, hasta que soltemos nuestras creencias viejas, y nuestras maneras de relacionarnos y vernos. En realidad, el hecho de que se estén agudizando no es una mala noticia. Puedes con certeza saber que si se están agudizando para ti es porque están buscando este gran cambio que estás empezando a sentir. En realidad es que tú misma estás permitiendo y creando esta gran transformación porque en el fondo ya no deseas aceptar más la limitación de las relaciones viejas que mantenías, especialmente una que generaba tanta preocupación e impotencia como la relación entre padres e hijos.

Cuando estés en el estado de conciencia en donde aceptes profundamente a todos los seres y todo lo que ellos elijan, sea lo que sea que parezca ser en este plano, entonces estarás "haciendo" algo por tu hija. Ese "hacer" es más poderoso que cualquier actividad humana porque es el Gozo que hace que todas las energías se muevan hacia la Verdad. Esa danza es una invitación a todos los seres, principalmente a tu entorno inmediato y para los que están más de cerca conectados contigo: tus padres, tus hijos tu cónyuge o tus parejas. La invitación se extiende más poderosa y rápidamente de lo que puedes siquiera imaginar. Atraviesa cualquier dificultad haciendo que te olvides de ese pasado como algo inexistente y sin poder sobre Ti.

En ausencia de tus juicios viejos que hacían que tus ojos vean los "karmas" inexistentes de la relación falsa, las barreras y los conflictos van desapareciendo y en su reemplazo surgen nuevos sentimientos, nuevas perspectivas que te harán reír, fortalecer y afirmarte en tu nuevo propósito: solamente aceptar el Gozo. Ahora sabes que no tienes que "hacer" nada de la forma vieja. Le has entregado a la Esencia la nueva relación y ella se hace cargo de el más mínimo detalle con una sola bandera: que todo te salga siempre bien, que todo sea felicidad entre ustedes y que cada vez más puedas generalizar esto al resto de situaciones en tu vida en este plano de conciencia.

Tu hija querida Susana, son todos los hijos, son los hijos de la Vida, de Dios, la Perfección. Somos todos. Mira solo eso en Ti primero y entonces sin esfuerzo aparecerá en Ella que te sabrá agradecer con bendiciones que hayas hecho su despertar más rápido, fácil y amoroso. Ella empezará a resplandecer y tus lágrimas por su verdaderonacimiento serán su regalo por tu transformación.